Título: Ataduras
Autor: Domenico Starnone
Editorial: Lumen
Año de edición: 2018

Descripción: Como muchos matrimonios, el de Vanda y Aldo se ha visto sometido a la tensión, al desgaste de la rutina y aún más, a la infidelidad, pero ha sobrevivido intacto. O eso parece. Porque si se mira con detenimiento, las grietas son evidentes, como las de un jarrón resquebrajado que pudiera romperse al menor contacto.

¿Qué estamos dispuestos a sacrificar con tal de no sentirnos atrapados? ¿Y qué perdemos cuando decidimos volver sobre nuestros pasos? ¿Cuáles son las consecuencias ineludibles de nuestros actos, para nosotros y nuestros hijos? ¿En qué consisten nuestras ataduras?

Puntuación: 

Reseña: Este ejemplar ha sido otro de esos libros que me he leído de una sola sentada, donde habla sobre el fracaso del matrimonio de una pareja, analizado desde tres puntos de vista diferentes, la del esposo, su cónyuge y desde el punto de vista de sus hijos, mezclado todo con el paso del tiempo y donde comprobamos las grandes grietas que existen en dicha familia.

Por si se te ha olvidado, muy señor mío, ya te lo recuerdo yo: soy tu mujer. Con esta dura frase comienza la novela, y a partir de aquí comprobamos las acusaciones a través de unas cartas enviadas de Vanda hacia su marido, de cómo Aldo abandonó a su familia por una mujer más joven, y este, a pesar de estar enamorado de su nueva pareja, no quiere cortar por completo los lazos que le unen a su familia. En esta primera parte conocemos la historia desde el punto de visa de la esposa abandonada, intentando constantemente salvar el matrimonio desde su sufrimiento.

La segunda parte del libro está escrita desde el punto de vista de Aldo, pero mucho tiempo posterior, donde podemos comprobar que Vanda y él han vuelto juntos. Tras descrubrir tras unas vacaciones que su apartamento ha sido saqueado, Aldo mientras arregla el desorden que le han dejado, encuentra cartas y recuerdos de su vida anterior que había planeado mantener en secreto, y aquí es donde vuelve a recordar acontecimientos de su infidelidad. Para Aldo, parece que guardar estos secretos es la clave de la longevidad de su matrimonio. No pudo dejar completamente en el pasado la aventura que tuvo con la otra mujer.

El tercer bloque está contada la historia desde el punto de vista de sus hijos, ya en edad adulta, y comprobamos el daño que toda esta historia les generó a ellos.

He de decir que a pesar de ser de una de las editoriales que más me convencen, de primeras no me enganchó, pero según avanzaba la historia, no podía dejarlo de lado. En resumen, otra lectura rápida, con una cantidad de páginas perfecta, al no ser tan extenso, y donde resulta ser finalmente un gran rompecabezas lleno de emociones en tan pocas páginas, con secretos que se van revelando a medida que avanza el libro.