Título: El cuento de la criada
Autor: Margaret Atwood
Editorial: Ediciones Salamandra
Año de edición: 2017

Descripción: Amparándose en la coartada del terrorismo islámico, unos políticos teócratas se hacen con el poder y, como primera medida, suprimen la libertad de prensa y los derechos de las mujeres. Esta trama, inquietante y oscura, que bien podría encontrarse en cualquier obra actual, pertenece en realidad a esta novela escrita por Margaret Atwood a principios de los ochenta, en la que la afamada autora canadiense anticipó con llamativa premonición una amenaza latente en el mundo de hoy.

En la República de Gilead, el cuerpo de Defred sólo sirve para procrear, tal como imponen las férreas normas establecidas por la dictadura puritana que domina el país. Si Defred se rebela —o si, aceptando colaborar a regañadientes, no es capaz de concebir— le espera la muerte en ejecución pública o el destierro a unas Colonias en las que sucumbirá a la polución de los residuos tóxicos. Así, el régimen controla con mano de hierro hasta los más ínfimos detalles de la vida de las mujeres: su alimentación, su indumentaria, incluso su actividad sexual. Pero nadie, ni siquiera un gobierno despótico parapetado tras el supuesto mandato de un dios todopoderoso, puede gobernar el pensamiento de una persona. Y mucho menos su deseo.

Los peligros inherentes a mezclar religión y política; el empeño de todo poder absoluto en someter a las mujeres como paso conducente a sojuzgar a toda la población; la fuerza incontenible del deseo como elemento transgresor: son tan sólo una muestra de los temas que aborda este relato desgarrador, aderezado con el sutil sarcasmo que constituye la seña de identidad de Margaret Atwood. Una escritora universal que, con el paso del tiempo, no deja de asombrarnos con la lucidez de sus ideas y la potencia de su prosa.

Puntuación: 

Reseña: Ha sido otra lectura de esas que se me quedarán siempre en la memoria y que recomendaré allá por donde vaya. No hace falta presentarlo mucho ya que imagino que habrás oído hablar de él gracias a Nexflix y la serie que han realizado basada en el libro.

Se trata de una distopía símil a 1984, otro de mis libros favoritos, en el que un gobierno totalitario, en un futuro hipotético, quita prácticamente de un día para otro todos los derechos de las mujeres, tratando a las que son fértiles como propiedad de la clase dominante. Es tal eliminación de sus derechos que incluso les tienen prohibido leer, moverse libremente o hablar entre ellas.

La historia es contada en primera persona, a través de los ojos de Defred, una de las criadas, así es como son llamadas dichas mujeres que han sido esclavizadas, tras haber sido retirada tanto de su esposo como de su hija. Estas mujeres, consideradas como objeto, son obligadas a tener relaciones sexuales con el único fin de concebir un hijo. Son esclavas de los hombres y de la sociedad bíblica y patriarcal en la que viven.

Existe un continuo ambiente vigilado en el recinto donde conviven, donde lo prohibido se castiga severamente incluso con la muerte y su posterior exhibición en un lugar conocido como el Muro, ante la vista de todos. El libro va dando saltos durante el presente y pasado de la protagonista, y así vamos conociendo los motivos y la transformación de la sociedad donde hubo un gran aumento de infertilidad y esterilidad, y ante esta emergencia plantearon que las mujeres solamente tenían el derecho de procrear nuevas vidas, esclavizando a las que consideran fértiles.

Incluso habiendo sido publicada la primera edición en 1985, Margaret Atwood hace hincapié en la importancia de la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer, además de tocar temas muy presentes en la actualidad como el uso de vientres de alquiler, temas que hoy en día están al pie del cañón; una pesadilla feminista en la que te hace reflexionar ya que este hipotético mundo podría suceder en la realidad debido a la mentalidad que aún hoy en día existe en el mundo. En resumen, un gran libro que te tienen intrigado de principio a fin, sin dejarte indiferente ante las acciones que se van descubriendo en cada página.