Título: El intercambio
Autor: Rebecca Fleet
Editorial: Suma de letras
Año de edición: 2019

Descripción: Cuando Caroline y Francis reciben una oferta para intercambiar su casa no lo dudan. Se están esforzando en recomponer su matrimonio y una semana a solas puede ser justo lo que necesitan.

Al abrir la puerta se encuentran con un lugar algo siniestro y casi vacío. Resulta difícil imaginar quién podría vivir allí. Sin embargo, gradualmente, Caroline comienza a descubrir algunos rastros de vida…, de su propia vida.

Las flores del baño o la elección de los CD de música podrían parecer inocentes a los ojos de su marido pero para ella son justo lo contrario: son pistas. Es como si la persona con la que han intercambiado vivienda fuera alguien a quien ella conoce, alguien a quien quiere olvidar.

Pero esa persona ahora está en su casa…

Puntuación: 

Reseña: Este libro para mí ha sido de amor/odio. Ha resultado ser un libro más, sin destacar demasiado entre los que he leído recientemente. Se trata de un thriller psicológico de fácil lectura en el que realmente se me ha hecho ameno debido al gran tamaño de letra, no muy extenso y por la abundante cantidad de capítulos que contiene.

El comienzo resulta bastante lento, un tanto plano, pero a medida que avanzas, a raíz de más o menos de la mitad del libro, sí que te va enganchando más, debido a la cantidad de giros inesperados que da la historia. También he de decir que hubo momentos que me generó bastante suspense e inquietud y me generó intriga por resolver los misterios que nos propone la historia.

Todo comienza cuando Caroline, la protagonista, recibe a través de internet un anuncio donde le proponen intercambiar su vivienda durante una semana con otro anunciante. Aprovechan la oferta para vivir durante una semana en un lugar diferente, con una vida diferente, y así poder evadirse de los problemas y poder reconstruir su matrimonio con Francis, ya que según leemos han pasado por una serie de problemas.

La historia va dando saltos a lo largo de sus capítulos entre el pasado y el presente y así descubrimos que no todo es tan bonito en la relación, pasan por grandes problemas donde aparece una gran inestabilidad de pareja, inestabilidad emocional por parte de Francis, infidelidades, etc.

Tan pronto como Caroline y Francis llegan a la casa, las cosas empiezan a ir mal para Caroline. Ella comienza a encontrar pequeñas señales dentro de la casa que le recuerdan su pasado. Un pasado que nunca ha superado realmente, uno que le persigue. Ahí se da cuenta de que algo va mal, y se empieza a preguntar en qué casa de alojan, quien es el verdadero inquilino de la vivienda. A partir de este punto genera gran curiosidad por saber que relación hay entre la protagonista y el inquilino de esta vivienda y ya hace que no puedas despegarte del libro hasta sus últimas páginas, donde se resuelve todo el misterio.
En resumen, es un libro que lo recomiendo como una lectura rápida y no muy densa, pero al menos para mi, no ha sido el libro del año.