Título: Permafrost
Autor: Eva Baltasar
Editorial: Literatura Random House
Año: 2018

Descripción: El permafrost es esa capa de la tierra permanentemente congelada y es también la membrana que cubre a la protagonista de esta novela. Escrita en primera persona, nos presenta a una mujer en etapa de formación que se protege del exterior, que percibe la superficialidad en todo cuanto la rodea y huye de un entorno que nada tiene que ver con su manera de entender la vida: una madre obsesionada con la salud, omnipresente y controladora, y una hermana que afronta su existencia convencional con medicación y un positivismo irritante. La protagonista, que siente pulsiones suicidas, no permite que nadie se le acerque demasiado, pero al mismo tiempo se entrega con intensidad al sexo con otras mujeres, la literatura y el arte. El pulso entre el hedonismo, los placeres más carnales y la muerte es constante en esta novela, así como el tono mordaz de una protagonista que nos gana con su inteligencia y su humor negrísimo desde la primera página.

Repleto de imágenes poéticas, contundentes y muy físicas, este carácter tan palpable del texto no es gratuito en una novela que nos habla del cuerpo, del sexo, del yo; una obra aguda y directa que reivindica la libertad femenina en el placer y en la soledad.

Eva Baltasar inicia con Permafrost un tríptico de protagonistas femeninas que quiere explorar distintas etapas en la vida de las mujeres.

Puntuación: 

Reseña: He de decir que me ha gustado bastante este libro, aunque me esperaba aún algo más al haber leído tantas buenas críticas por las redes sociales.

Una de las cosas que me generó curiosidad es que desconocemos el nombre de la narradora, la cual nos cuenta hechos de su vida a lo largo de las 132 páginas que contiene. Este libro se te hace corto, ya que en mi caso, lo he leído prácticamente de una sentada debido a su cantidad de páginas y a lo que me enganchó.

Con un humor negro, la protagonista busca durante varias ocasiones el momento y forma adecuada de suicidarse. Nos va contando con total naturalidad y profundidad su adolescencia, traumas, su homosexualidad, y la forma de descubrir el sexo. Este último es un tema recurrente a lo largo de los capítulos, ya que ella misma se ve enganchada al sexo; incluso llega a decir que “El sexo me aleja de la muerte”, lo usa como forma de evasión.

No ha sido una de mis lecturas favoritas del año pero aún así lo recomiendo ya que se nota que Eva Baltasar ha cuidado mucho cada frase que contiene este libro.