Título: Rialto, 11
Autor: Belén Rubiano
Editorial: Libros del Asteroide
Año: 2019

Descripción: Un día de principios de otoño de 2002, la luz de una pequeña y recóndita librería de la plaza del Rialto de Sevilla se apagó, sin ruido ni apenas despedidas, definitivamente. Su fundadora había empezado a vender libros diez años antes en otras librerías, donde aprendió muchas cosas, además de su oficio.

En la sucesión de vivencias que conforman estas deliciosas memorias parciales, Rubiano comparte con los lectores la insobornable vocación que le llevó a establecerse como librera en una esquina del mapa. Y lo hace con humor y con cándida sinceridad, porque salvo la satisfacción de trabajar entre libros y lectores entendemos desde el principio que nada es como había soñado y que en el oficio no faltan tormentas, marejadas y amargas decepciones. Pero también hay, afortunadamente, momentos delirantes, impagables lecciones y grandes alegrías.

Ante todo, la valía de estas páginas, que el lector recorrerá entre la carcajada libre y la más profunda empatía, reside en la vitalidad y el personalísimo estilo con el que Rubiano nos habla de su particular devoción por los libros y de cómo uno puede llegar a arriesgar cualquier seguridad por perseguir un sueño.

Puntuación: 

Reseña: Ya de por sí tenía buenas expectativas con este título, y efectivamente, las críticas que había leído a través de varias páginas e Instagram acertaban con esta lectura que he tenido estos días en mis manos. Me ha gustado bastante la forma con la que Belén Rubiano nos cuenta la historia de su librería de la calle sevillana Rialto, con la que da nombre a la obra; donde además podemos notar el gran amor que tiene la autora por los libros. Para ser el primer título de Belén, se nota la buena literatura en cada uno de sus párrafos, con un vocabulario muy amplio y con una gran experiencia alrededor de los libros a lo largo de su vida.

Entre las páginas de este título, conocemos los comienzos laborales relacionados con los libros de Belén Rubiano. Nos cuenta que para ella era un sueño el poder trabajar en una librería, rodeada de libros y de ahí conocemos la insistencia y el empeño que puso para conseguir su trabajo soñado. Ahí es donde aparece la librería de Asunción. Belén descubre un anuncio en el periódico que le cambió la vida, donde ofertaban esta plaza de trabajo. No fue fácil para ella conseguir la plaza, ya que la oferta de empleo estaba anunciada como «Se necesita varón fuerte y licenciado para trabajar en librería». Belén le pone empeño y consigue demostrar que ella, siendo mujer, también podía hacer dicho trabajo. Finalmente consigue este soñado trabajo y aquí empiezan sus andanzas como librera.

Después de un largo tiempo trabajando para esta librería, con gran ilusión, se pone una nueva meta, que es abrir su propia librería. En esta nueva etapa conocemos a multitud de personajes que pasan por su librería, cada cual más carismático. De esta forma conocemos multitud de historias y anécdotas, algunas de ellas con gran humor. No fue nada fácil esta nueva etapa, pasando incluso por una gran crisis económica, y en la que para sobrevivir hace inclusos sus pinitos en la radio para hablar sobre libros, sin ser remunerada, a cambio de ser presentada como dueña de la librería Rialto. Otro recurso que sin esperarlo hizo famosa la librería fue los versos que fue escribiendo a diario en una pizarra a pie de la librería, haciendo que multitud de gente se paseara diariamente por conocer la nueva cita diaria.

En resumen, os recomiendo leer esta lectura que se hace amena y entretenida en la que se nota que Belén ha puesto infinidad de ilusión. Qué mejor plan si te gustan los libros, que leer a una autora que habla con gran belleza sobre ellos.