Título: Sigo aquí
Autor: Maggie O’Farrell
Editorial: Libros del Asteroide
Año: 2019

Descripción: Un parto se complica más allá de lo razonable; a una niña le diagnostican una enfermedad incurable que la tiene encamada durante más de un año; una adolescente es agredida por un extraño mientras pasea por el campo; el avión en el que una joven viaja a Asia se precipita al vacío; una mujer se salva por los pelos de ser atropellada.

Estos son algunos de los episodios –sucedidos en distintos momentos de su vida y en diversos países– que Maggie O’Farrell recoge en este particularísimo libro autobiográfico. Diecisiete roces con la muerte, como los llama su autora, que pudieron terminar en desastre, diecisiete momentos clave de su vida que revelan una manera de ser y estar en el mundo.

Sigo aquí es un libro sincero que huyendo de lo sentimental anima al lector a interrogarse sobre las cosas que verdaderamente cuentan, a reflexionar sobre la fragilidad de nuestra existencia y a celebrar la belleza y el milagro de la vida.

Puntuación: 

Reseña: Está siendo un año en el que estoy descubriendo a muchos autores que desconocía. Esta vez Maggie O’Farrell ha sido todo un descubrimiento gracias a la caja literaria Bookish, con el libro “Sigo aquí”. Me ha dejado con ganas de leer más títulos de ella.

Realmente no ha sido para mí el libro del año, pero sí ha sido una lectura amena y diferente a las novelas que estoy acostumbrado leer.

El libro es una autobiografía de la autora ya nombrada, en el que con diecisiete relatos cortitos nos cuenta diferentes momentos clave en su vida en los que estuvo rozando a la muerte a través de enfermedades, agresiones, atropellos, partos complicados, y así, hasta 17 momentos que te dejan sin palabras.

Haber estado a punto de morir a los ocho años me hizo tomarme la muerte con optimismo, tal vez en exceso. Sabía que un día llegaría y no me asustaba; al contrario, la proximidad de la muerte me parecía casi familiar. Saber que tenía la suerte de estar viva, que con la misma facilidad podía haber muerto, cambió mi mentalidad. Seguir viva me parecía un regalo, un premio, una bendición: podía hacer con mi vida lo que quisiera.

Algunos relatos pasan más desapercibidos que otros, pero existen varios que te marcan, como es el descubrir la alergia crónica con la que nació su hija y su constante riesgo en la vida.

Otro ejemplo que me dejó marcado fue el relato en el que cuenta cómo perdió a uno de sus hijos mediante un aborto espontáneo. No me marcó por el hecho en sí, sino por la crudeza a la hora de contarlo y la crítica que hace referente a este tema y a la sociedad patriarcal que existe hoy en día, ya que se trata de algo que pasa hoy muy a menudo y no debería de ser un tema tabú, sino que hay que darle visibilidad.

En resumen, un libro muy ameno, que no te deja indiferente al conocer parte de la biografía de una mujer valiente, en el que vemos diferentes puntos de vista según la madurez que tiene a la hora en la que le pasa estos momentos.

El haber estado tan cerca de la muerte de pequeña y volver de nuevo a la vida me proporcionó durante mucho tiempo una osadía, una actitud desdeñosa e incluso demencial frente al riesgo. Ahora veo que podía haber sucedido lo contrario: podía haberme convertido en una persona impedida por el miedo, coja por precaución. Sin embargo, salté desde el muro del puerto. Me fui a pasear en trenes nocturnos y llegué a ciudades grandes en plena noche sin tener dónde dormir. Recorrí alegremente en bicicleta una ruta que se ha ganado el título de “carretera más peligrosa de Sudamérica”, […].

No es que no concediera valor a la existencia, sino que tenía un deseo insaciable de abrazar todo lo que la vida pudiera ofrecerme.