Título: Turcos en la niebla
Autor: Enrique Del Risco
Editorial: Alianza Editorial
Año de edición: 2019

Descripción: Un cubano exiliado se atrinchera, armado hasta los dientes, en su taller de carpintería para impedir que éste le sea embargado. Mientras espera la llegada de la policía se dirige, a través de Facetime, a todo el que quiera escucharlo para explicar las razones por las que piensa enfrentarse a las autoridades. Su relato, un drama que no renuncia al humor, se entrelaza con el de tres de sus amigos (un crítico de arte, un buscavidas y una psicóloga argentina) para ofrecer un fresco de la reciente historia política y cultural del continente americano y de la vida contemporánea de una comunidad latina a orillas del río Hudson.

Una novela sobre naufragios colectivos y personales y cómo sobrevivir (o no) a ellos.

Puntuación: 

Reseña: He de comenzar diciendo que la relación que he tenido con este libro ha sido un tanto rara. Al leer su sinopsis me atrajo bastante, pero no me enganchó hasta que llevaba unas 70 páginas leídas. Al ir profundizando e ir conociendo a los personajes, comenzaron a ser parte de mi entorno; ir conociéndolos me fue generando más curiosidad por saber más de sus vidas, pero más o menos a mitad del libro fui perdiendo de nuevo interés.

Me da rabia no poder puntuar con una alta nota un libro del que tenia grandes expectativas, pero no me ha terminado de convencer.

La historia comienza con el atrincheramiento armado de Wonder en su taller de carpintería para evitar ser embargado, debido a las deudas que tiene. A raíz de este punto, vamos conociendo individualmente a otros tres personajes que tienen un punto en común, el exilio de su país de origen. A lo largo de la obra, van confesando individualmente su historia, descrita con una gran riqueza léxica, multitud de detalles sobre sus vidas y las razones que les hicieron emigrar hacia otros destinos hasta que poco a poco sus vidas se fueron entrelazando tras asentarse a orillas del río Hudson, en Nueva Jersey. 

Con las declaraciones de los protagonistas vamos conociendo parte de la historia de Cuba situada en la época de la revolución de 1959, donde el deterioro de las condiciones de vida de los cubanos, más de un millón emigraron del país, algunos de ellos sin ninguna pertenencia, estableciéndose la mayor parte en el sur de Florida y Nueva Jersey. La gran cantidad de emigración hacia Estados Unidos fue estimulada por la ley que permitía que cada cubano que pisara tierra estadounidense recibía automáticamente ayuda federal y al cabo de un año, residencia legal. En este caso, conocemos a varios personajes que se pueden considerar náufragos que necesitaban un nuevo rumbo y escapaban a diferentes países evitando la inestabilidad en Cuba.

El autor se podía haber basado y hacer uso de la inmensidad de Nueva York, pero las ubicaciones y personajes que aparecen en el libro son contadas con total humildad y los personajes totalmente sencillos. A lo largo del libro, el autor nos informa a través de la historia sobre multitud de cuadros y artistas cubanos, relacionado gran parte del libro con el arte.

Quizás se me ha hecho bastante extenso el libro, al haber contado el autor tanto detalle de la vida de cada personaje, aunque en parte se ha de valorar positivamente ya que gracias a la riqueza del lenguaje usado y al trabajo que le habrá llevado a ello, el autor consiguió el premio XX Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones. Al autor le sorprende que esta historia haya sido premiada «al otro ladodel charco» y no en su continente, donde se basa la historia.