Título: Tus pasos en la escalera
Autor: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2019

Descripción: Un hombre anticipa con ilusión el momento de reunirse con su esposa mientras ultima los preparativos de su nuevo hogar en Lisboa. Atrás queda una etapa de sus vidas en Nueva York marcada por el indeleble recuerdo del 11-S. Él se adelanta con la mudanza mientras Cecilia organiza el traslado de su proyecto científico sobre los mecanismos neuronales que rigen la memoria y el miedo.
Un tranquilo barrio de Lisboa ofrece la promesa de un futuro que él se esmera en preparar con minucioso detalle. Pero incluso el refugio buscado y la rutina más apacible pueden resultar desconcertantes cuando la sospecha de una amenaza incierta altera su espera.

Tus pasos en la escalera es una novela de suspense psicológico en la que la memoria, la razón y el miedo son los elementos que determinan la realidad tangible. Sutil y progresivamente Antonio Muñoz Molina muestra que sometida a la lente de un microscopio, la realidad desvela fisuras que pueden derrumbar lo que con tanto cuidado nos hemos contado sobre nuestras vidas.

Puntuación: 

Reseña: Tus pasos en la escalera ha sido un libro en el que me ha gustado el sencillo lenguaje que usa Antonio Muñoz para describirnos los pensamientos del protagonista.

Al comienzo de este ejemplar. conocemos a Bruno, un hombre ilusionado por un nuevo proyecto, la mudanza que está llevando a cabo en Lisboa para comenzar una nueva vida, un gran cambio que realiza al trasladarse desde Nueva York.

Sabemos que Bruno y Cecilia, su mujer, fueron de vacaciones a Lisboa y se enamoraron de la ciudad; y tras el grave atentado de las torres gemelas del 11S y habiéndoles ocurrido cerca de su hogar, Cecilia queda traumatizada y vive con un miedo recurrente a un posible nuevo atentado, teniéndole miedo a quedarse encerrada en la isla.

Mediante los pensamientos de Bruno conocemos que Cecilia es científica y aún con una investigación pendiente en Nueva York, pospone su viaje a Lisboa. Bruno, jubilado anticipadamente, decide ir a Lisboa junto a Luria, su perro, a realizar la mudanza y vive obsesionado por tener todo el piso en orden y al gusto de su mujer, haciendo todo lo posible por complacerla, colocando cada mueble y elementos ante las exigencias y gustos de Cecilia, intentando que la decoración del nuevo piso sea idéntica al de Nueva York para conseguir que esta se sienta cómoda a su llegada.

A raíz de estos conocimientos comienza el suspense psicológico sobre el que nos lleva el autor, conociendo el pasado y presente de Bruno a raíz de sus reflexiones, y así vamos descubriendo que la vida del protagonista no es tan bonita como la imagina en su cabeza. Desde la soledad de Bruno en este nuevo hogar, vamos descubriendo con intriga quien es realmente Cecilia y cuando llegará, ya que según avanza la historia, vemos que nunca llega ese reencuentro, donde solamente se llega a desarrollar en la imaginación de Bruno. Durante el resto de la obra, nos quedamos dentro de la mente del protagonista, dándole vueltas a lo mismo, en el futuro momento en el que Cecilia llegará a Lisboa.

«Me he instalado en esta ciudad para esperar en ella el fin del mundo». Con esta frase que Bruno nos dice, comprobamos la obsesión ante el gran reencuentro y en el que hasta sus últimas páginas no comprobamos el misterio que aborda la relación de la pareja y la continua espera de Bruno por la llegada de su mujer.