Título: Aprender a hablar con las plantas
Autor: Marta Orriols
Editorial: Lumen
Año de edición: 2018

Descripción: Paula Cid es una neonatóloga de cuarenta y dos años con una vida ordenada. Apasionada por su trabajo e inmersa en la rutina de una relación sentimental que se resquebraja, pierde a su pareja en un accidente de tráfico pocas horas después de que él la invite a almorzar para comunicarle que, tras quince años de matrimonio, hay otra mujer en su vida y ha decidido marcharse de casa. Junto al desgarro de una muerte a destiempo, Paula deberá hacer frente a la desdicha de sentirse abandonada y sobrellevar no solo el duelo, sino también el rencor. Una figura femenina que aparece en el hospital la tarde del fallecimiento de Mauro es la única que puede dar fe de que este hombre tenía ya otra vida… y tarde o temprano las dos mujeres tendrán que encontrarse.

Puntuación: 

Reseña: Este libro ya me enamoró con su portada. Una gran ilustración de Marta Bellvehí hizo que sintiera curiosidad por este ejemplar y así conocer la primera novela de Marta Orriols. Tras echarle un ojo a su sinopsis ya aumentaron más aún las ganas de leerlo. Y es que es cierto, con Lumen, siempre aciertas.

En este libro conocemos a Paula Cid, una neonatóloga de 42 años, justo en el momento en el que su vida da un vuelco de 180 grados y se rompe completamente tras conocer que Mauro, su pareja, fallece en un accidente. A esto le sumamos que justo horas antes, Mauro la invita a almorzar para comunicarle que deja su matrimonio tras largos años de casados.

Ya solamente con esta sinopsis hace que no puedas dejar de seguir leyendo el libro, y a través del resto de sus páginas conocemos a una Paula rota, a la dura vida que se le presenta tras este hecho fatídico. Una vida que tiene que reescribir, en la que no le queda otra que ser valiente para poder empezar de nuevo.

Marta Orrios nos narra la historia de tal manera, con tal sencillez, cercanía y cotidianidad que hace que te metas de lleno en los sentimientos de Paula, dividida entre el rencor, el amor y el odio que siente tras ves que su vida se rompe completamente. Según vas leyendo sientes que podría ser la historia de cualquiera de nosotros y hace que hasta duela por momentos, haciéndote partícipe de la situación.

Paula además, decide llevar con secretismo el hecho de que Mauro la haya dejado horas antes del fallecimiento, y convive en una situación en la que se le hace más difícil aún, no pudiendo desahogarse abiertamente ante la gente que le rodea; aunque a veces le entran ganas de gritarlo.

Hay una lucha entre el negativismo y positivismo a lo largo de la obra. Todos los de su alrededor le aconsejan que tiene que rehacer su vida, animándola, y diciéndole que aún es joven, pero nada de esto, en el presente de Paula, se le hace fácil.

En resumen, seguiré de cerca las siguientes publicaciones de esta autora, ya que me ha parecido un buen libro lleno de sentimientos, que recomiendo leer.

La muerte obliga a cierta solemnidad, a la inactividad, a renegociar con cada cosa que daba sentido a la vida de antes para adaptarse a esta de ahora.