Título: La amiga estupenda
Autor: Elena Ferrante
Editorial: Lumen
Año de edición: 2012

Descripción: Con La amiga estupenda, Elena Ferrante inaugura una saga deslumbrante que tiene como telón de fondo la ciudad de Nápoles a mediados del siglo pasado y como protagonistas a Lenù y Lila, dos jóvenes mujeres que están aprendiendo a gobernar su vida en un entorno donde la astucia, antes que la inteligencia, es el ingrediente de todas las salsas.

La relación tempestuosa entre Lila y Lenù nos muestra la realidad de un barrio habitado por gente humilde que acata sin rechistar la ley del más fuerte. Los que llenan estas páginas con sus risas, sus gestos y sus palabras son hombres y mujeres de carne y hueso, que nos sacuden por la fuerza y la urgencia de sus emociones.

Puntuación: 

Reseña: ¡Sencillamente genial!. Otro ejemplar con el que he acertado. Ha sido uno de esos libros que no puedes dejar de leer una vez que lo has empezado. Lo que más me ha gustado es saber que se trata de una saga y me queda pendiente leer los restantes y echarle un ojo a la serie sobre este título que ha realizado HBO. A esto le sumamos el misterio que hay tras Elena Ferrante, el anonimato y misterio de saber quién es el autor tras dicho nombre.

El libro nos cuenta la intensa amistad y rivalidad entre dos chicas, Lila y Lenù, que crecen juntas a las afueras de un pueblo empobrecido de Nápoles que acata la ley del más fuerte, y que luchan por superar el destino de aquellos nacidos en condiciones tan duras.

La historia es contada a través de los ojos de Lenù, y además de ir confesando sus vivencias, desde sus primeros recuerdos hasta su edad adulta, conocemos a través de ella a Lila, amiga inseparable desde la infancia. La forma que tiene la autora de contarnos la historia es sublime y hace que te sientas involucrado en la vida de los personajes, haciéndote partícipe de sus primeras aventuras, de cada cambio en la adolescencia, el descubrimiento de hacerse mayores, la atracción por los chicos del vecindario, así como sus primeros noviazgos.

Lenù veía a Lila naturalmente brillante en todo, tanto por su personalidad como su hermosura y en ocasiones hacia que irremediablemente sintiera celos de su amiga, admirándola e intentando imitarla. Quizás Lenù necesitaba esta competencia para impulsar su propia ambición y superar sus circunstancias.  

Conocemos que el sueño de la infancia de Lila es convertirse en una novelista famosa, ya que es una joven promesa con un gran intelecto, aunque según avanza la historia vemos como su sueño se ve frustrado por su propia ambición. En cambio, a Lenù se le presenta una gran oportunidad de seguir una educación más allá de la escuela secundaria a pesar de saber que Lila le era superior intelectualmente. A pesar de ser el empobrecimiento del vecindario parte de la vida cotidiana de las vidas de Lenù y Lila, sueñan con una vida con el principal objetivo de superarse, con grandes ambiciones y el poder estar por encima de quienes los rodean. La clave para lograr este sueño es a través de la educación.

A pesar de la rivalidad, celos y competencia que tienen a lo largo de toda la historia, siempre terminan buscándose la una a la otra.

En resumen, Elena Ferrante me ha ganado con este libro, contado de forma excepcional la complejidad de la amistad, y las anécdotas que ocurren en la vida de estas dos mujeres y multitud de personajes más que aparecen en la obra, todo descrito de una forma muy amena y de lectura rápida. ¡Lo recomiendo!.