Buenas noches. Santiago Isla

Título: Buenas noches
Autor: Santiago Isla
Editorial: Círculo de tiza
Año de edición: 2020

Descripción: “Buenas noches, Jane, equis tumbada, interrogante que duerme boca arriba. Sabes a humo y a ginebra. Tu belleza no se acaba ni se extingue, simplemente se transforma. Dejas al huir una herencia confusa y nombre de bolso. Tuya es la mano que mece los deseos de los hombres….»

La ciudad, la noche y la búsqueda de un amor ideal nunca alcanzado construyen esta deslumbrante novela a caballo entre la poesía y la ensoñación. El protagonista, un hombre joven que no encuentra su sitio, vaga entre la oscuridad y la vigilia de una ciudad que duerme y lleva sus pasos desde Madrid a París, como un romántico flanêur del siglo XXI en un recorrido que derrocha tanto ingenio como luminosidad.

El paseante irá descubriendo cómo se derrumba su mundo construido en torno a privilegios heredados. Unos antepasados ilustres que se desdibujan, un secreto que desvela una historia de amor prohibido, una niña inocente que no lo es tanto le enfrenta contra su impostura. Y al fondo la vida que late como en un escenario en donde nada es lo que parece. O sí.

Puntuación: 

Reseña: Un libro fresco, ideal para esta época veraniega con el que me ha hecho no pensar mucho y a la vez entretenerme. Un libro que no tiene abundantes páginas y te puedes leer casi del tirón.

No había leído aún nada de esta editorial (Círculo de Tiza) y tras este ejemplar, me han dado ganas de ahondar más entre sus títulos.

Tal como dice en el prólogo, escrito por Karina Sainz Borgo, está escrito por un jovencísimo autor y que debuta con este libro en el mundo de las novelas, escrito con una gran madurez, con el uso de palabras y fragmentos como autor experimentado en el mundo de las letras.

Flâneur: procede del francés, significa ‘paseante’​ o ‘callejero’. ​

Me he sentido protagonista del libro, paseando por las calles y sitios emblemáticos de Madrid a través de las detalladas descripciones de sus calles y su gente mientras acompaño al protagonista al que no conocemos su nombre, un joven que recientemente ha pasado por una ruptura con su pareja, y se dedica a pasear por las calles de Madrid, simplemente por el hecho de observar sus alrededores y por el disfrute simplemente del mismo paseo. Un joven que no trabaja pero que tampoco tiene problemas de dinero, con un alto status social y con el que vamos descubriendo los recuerdos de su reciente ruptura, Janet, que vive actualmente en París.

En la búsqueda de su amor ideal, vamos recorriendo sobre todo las calles de Madrid y las de París, situándolo allí por por un hecho casual. Lo que más me ha gustado sobre todo de este libro son las descripciones con alto grado de detalle que nos propone Santiago Isla, haciendo que nuestra mente haga un viaje y nos sitúe por ambas ciudades. ¿Quién no ha estado por una gran ciudad paseando y disfrutando tan solo por observar a la gente, por el hecho de disfrutar de ese momento? A mi al menos siempre me ha gustado ser por momentos, un clásico y romántico Flaneur francés del siglo XIX en la época actual.