Dime una adivinanza. Tillie Olsen

Título: Dime una adivinanza
Autor: Tillie Olsen
Editorial: Las afueras
Año de edición: 2020

Descripción: Dime una adivinanza está considerado, con justicia, un verdadero clásico de la literatura norteamericana. Un libro que explora algunos de los temas fundamentales de la experiencia humana, incluyendo la perdurabilidad de los lazos familiares, la experiencia de la inmigración, el compromiso político o la importancia de los cuidados. Olsen demostró en esta obra un excepcional afán de totalidad, sin renunciar por ello a las posibilidades expresivas y poéticas del lenguaje.

El libro reúne cuatro historias protagonizadas por los miembros de una misma familia. En «Aquí estoy, planchando», una madre desgrana la relación con su hija mientras da cuenta de una vida marcada por la falta de recursos; «¿Qué barco, marinero?» es una elegía por la pérdida de los antiguos vínculos entre un marino alcohólico y la familia que le acoge; «Oh, sí» es la crónica de la ruptura de una amistad en el Estados Unidos de la segregación y «Dime una adivinanza» sigue a una pareja de ancianos y la descomposición de su relación durante los últimos años de su vida.

Puntuación: 

Reseña: Ha sido una lectura reivindicativa, de esas que todos deberíamos leer. Escrito por una de las escritoras feministas más influyentes en la literatura americana que nos adentra a lo largo de cuatro relatos sobre temas como la injusticia de género, racismo, o adicciones, temas tan actuales que cuesta pensar que fueron escritos y publicados de forma independientes a lo largo de los años 50.

En el primero de los relatos conocemos las reflexiones acerca de la maternidad y el amor que le pudo dar una madre a su primera hija, luchando por llevar adelante su casa a la vez que trabajaba, sacrificando su propia vida en beneficio de sus hijos, dedicándola totalmente a ellos. Ya nada más con el titulo «Aquí estoy, planchando” con el que nos lo presenta la autora lo dice todo, una historia como homenaje a todas las mujeres que se sacrificaron por sus hijos, sacando tiempo incluso para escribir. Me recordó mucho a Virginia Woolf este relato.

La segunda historia está basada en la injusticia racial. La autora nos presenta a una pareja de amigas, una de ellas de raza blanca y otra negra, que desde su infancia fueron inseparables, y con el paso del tiempo, a la vez que se van haciendo mayores, el tiempo y la relación con el mundo externo les va influenciando y se van separando. Una crítica de cómo el mundo va cambiando sus ideas por el color de piel.

Otro de sus relatos con altas dosis feministas es la relación e interacción entre un marinero mercante con una familia amiga, con la que convive durante un tiempo que tras pasar una larga época fuera de tierra. Leemos cómo tiene problemas con el alcohol, dedicando gran parte de su tiempo a estar en el bar y con un carácter bastante machista, pensando además que todo se puede comprar con dinero. Una gran crítica a las adicciones y al machismo que existe aún hoy en día.

Por último, aparece el relato al que da nombre al libro, en el que una pareja anciana después de haber dedicado su vida a criar a sus hijos, tras estar solos y a pesar de la edad avanzada, tienen diferentes ambiciones, sintiendo que ya no se quieren, pero viven atrapados en una larga relación. Vemos cómo la mujer se opone a seguir viviendo al ritmo que le marcan los demás, queriendo hacer y decidir al fin su propia vida.

Como veis, un libro totalmente reivindicativo que podría haberse escrito hoy en día, con temas tan actuales y en los que se pueden estudiar y profundizar muy a fondo.