El enigma de la habitación 622. Joël Dicker

Título: El enigma de la habitación 622
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Año de edición: 2020

Descripción: Una noche de diciembre, un cadáver yace en el suelo de la habitación 622 del Palace de Verbier, un hotel de lujo en los Alpes suizos. La investigación policial no llegará nunca a término y el paso del tiempo hará que muchos olviden lo sucedido. Años más tarde, el escritor Joël Dicker llega a ese mismo hotel para recuperarse de una ruptura sentimental. No se imagina que terminará investigando el viejo crimen, y no lo hará solo: Scarlett, la bella huésped y aspirante a novelista de la habitación contigua, lo acompañará en la búsqueda mientras intenta aprender también las claves para escribir un buen libro.

¿Qué sucedió aquella noche en el Palace de Verbier? Es la gran pregunta de este thriller diabólico, construido con la precisión de un reloj suizo. Joël Dicker nos lleva finalmente a su país natal para narrarnos una investigación policial en la que se mezclan un triángulo amoroso, juegos de poder, traiciones y envidias en una Suiza no tan tranquila, donde la verdad es muy distinta a todo lo que hayamos imaginado.

Puntuación: 

Reseña: Una vez más Joël Dicker lo ha conseguido, me ha tenido enganchado a la enigmática historia que nos presenta. Lo he devorado en tan solo una semana y he tenido en varios momentos esa sensación de no querer que se acabe.

Sigue la misma fórmula que el resto de sus libros, nos mantiene intrigados a lo largo de una investigación hasta que en sus últimos capítulos se resuelve. Repite la forma de sus anteriores libros, pero funciona, y a mí al menos, me ha tenido en vilo hasta sus últimas páginas.

El libro comienza situando al mismo autor, en un lujoso hotel de los alpes suizos, dándose unas vacaciones en honor y a modo de homenaje al reciente fallecido Bernard de Fallois, editor que dio a descubrir a Dicker y del que debe de estar altamente agradecido. Aquí conoce a Scarlett, una mujer con la que descubre que en este mismo hotel hay una habitación numerada como 621bis, faltando la número 622. Aquí comienza todo el misterio por saber qué ocurrió en la habitación 622, un asesinato aún por solucionar durante la celebración del nombramiento del nuevo director de un reconocido banco de Ginebra. Ambos personajes se obsesionan con esta investigación y tratan de averiguar lo que pasó.

A lo largo de la novela se va mezclando la historia donde nada es lo que parece, con multitud de giros a la trama donde empiezas a dudar y sentirte tú mismo investigador de este asesinato. No pude dejar de leer y leer capítulos hasta dar con la solución del caso, donde como en un reloj suizo, todos los personajes y la trama termina encajando.

De los libros de Dicker , aún sigue siendo mi favorito La verdad sobre el caso Harry Quebert, pero he de decir que me ha enganchado bastante esta nueva historia. Yo ya me considero uno más de los #AdictosaDicker.