Estado de malestar. Nina Lykke

Título: Estado de malestar
Autora: Nina Lykke
Editorial: Gatopardo Ediciones
Año de edición: 2020

Descripción: Galardonada con el Premio Brage, el más importante galardón literario de Noruega, esta novela ha supuesto la consagración de Nina Lykke como una de las grandes escritoras de su país gracias a la ironía con la que critica el supuesto paraíso de los países nórdicos. Estado del malestar es una divertida sátira de la insoportable levedad de la clase media surgida al calor del Estado del bienestar, vista por una mujer privilegiada que vive en uno de los países más ricos del mundo y, sin embargo, se halla siempre al borde de un ataque de nervios.

Elin es una doctora muy profesional y competente, pero está cansada de ser buena, de ser una esposa y madre ejemplar, de atender a pacientes que se autodiagnostican en Google y buscan curas a males imaginarios. Bebe casi una botella al día del vino más caro y ve series de televisión, mientras su marido Axel se inscribe en una carrera de esquí tras otra. Hasta que un día, por error, Elin envía una solicitud de amistad a Bjørn, su novio de juventud, poniéndolo todo patas arriba. Acorralada por sus dilemas, Elin abandona su casa y se instala a vivir en su consulta. Sabe que en algún momento tendrá que salir de su madriguera y afrontar la realidad, pero permanece allí en una especie de estado catatónico. Desde una esquina la interpela el esqueleto de plástico Tore, una voz en off mordaz y socarrona que le señala las verdades que no se atreve a reconocer.

Comprar libro

Puntuación: 

Reseña: Ha resultado ser una lectura muy original que, gracias a la Bookish del mes de Diciembre, llegó a mis manos. Lo primero que me llamó la atención al tener el libro en mis manos fue ver que había ganado el Premio Brage 2019, galardón literario más importante de Noruega, así que me lancé a esta lectura con grandes expectativas, y he de decir que se han cumplido.

Lo primero que conocemos en la novela es a Elin, una mujer con algo más de 50 años y médico de cabecera. Recientemente está viviendo una ruptura, que tras llevar más de treinta años de matrimonio con Aksel, decide mudarse y realizar su vida en la misma consulta del ambulatorio donde diariamente trabaja, acompañada tan solo de Tore, un esqueleto que tiene en la misma habitación, con el que mentalmente se comunica y se desahoga. A partir de este punto, vamos conociendo las razones de la ruptura y nueva vida de Elin.

Un día, por un despiste, lanzó una solicitud de amistad a través de Facebook a Bjørn, un ex novio de su juventud que hace años del que no sabe nada, y desde ese momento comienzan a charlar a diario a través de mensajes de móvil. Es curioso cómo un simple gesto involuntario cambió su rutinaria vida.
Ambos deciden quedar para ponerse al día, y se cuentan la infeliz vida que llevan actualmente junto a sus respectivas parejas. Me ha gustado mucho como Bjørn nos cuenta la infelicidad de su matrimonio junto a Linda, a pesar de que ella muestra una modélica vida a través de Instagram, pura realidad y una gran crítica a mucha gente en la actualidad. A Elin, le pasa justo lo mismo, la vida que lleva junto a Aksel, su marido, tampoco es idílica; él pasa demasiado tiempo con su principal hobby, el esquí, quedándose ella con toda la responsabilidad de las tareas domesticas.

Toda esta historia, se va mezclando con bastante humor negro e ironía. Elin nos cuenta multitud de anécdotas de sus pacientes; a veces casos bastante surrealistas que analiza día a día en la consulta.

En general, un libro bastante ameno con grandes toques de humor, donde tras estas historias de pareja, lanza una buena reflexión sobre la convivencia, el envejecimiento, el conformismo, o las preocupaciones en la vida cotidiana. Un libro que es bastante recomendable.