La ternera. Aurora Freijo Corbeira

Título: La ternera
Autora: Aurora Freijo Corbeira
Editorial: Anagrama
Año de edición: 2021

Descripción: Un solo gesto bastó para hacer de ella una ternera. Pequeña, tanto que no sabe que ha sido colocada en un lugar que no le corresponde. Abismo en sus ojos de mar y la mirada llena de estupor. Su casa se ha convertido en un sin lugar. La casa vecina −la casa amiga− ha hecho de ella una carne de primera vez, sin tener edad para ello. Ahora ya todo es soledad.

La ternera hace de la contención un recurso afilado para narrar una realidad que nadie quiere ver, la de un abuso. Habla del dolor y la vergüenza, de la culpa impuesta y del silencio como forma de resistencia. Un libro de una altura literaria que ineludiblemente nos toca. Un libro incómodo, duro y al mismo tiempo lleno de ternura.

Comprar libro

Puntuación: 

Reseña: Se me hace complicado escribir una reseña de un libro tan delicado. Un libro que es a la vez tan necesario como incómodo. Un libro del que puedes llegar a odiar su contenido por los temas que trata, pero quedarte maravillado por su continente, apreciando su maravillosa prosa convertida en poesía. Es como tocar la piel suave un limón pero a la vez darle un gran mordisco, dejándote un sabor amargo que duele.

Tal como pensaba nada más leer la sinopsis, estaba ante una dura lectura por el tema sobre el que trata, los abusos infantiles vistos y narrados en primera persona desde la perspectiva de una niña de tan solo cinco años.

Estamos ante un libro de tan solo 128 páginas con multitud de cortos capítulos, en los que algunos no llegan a ocupar ni dos páginas, en el que conocemos a una niña que es abusada rutinariamente y constantemente por un vecino de su misma planta, donde sus padres la dejan muchos días entre semana por la tarde para tomar la merienda. Este vecino al que llegas a cogerle odio, es trabajador de un matadero, y la autora juega con abundantes metáforas a lo largo del libro comparando la situación de la niña con la de una joven ternera, separada de sus madre para aprovechar su débil carne.
Esta similitud, sumadas a las descripciones que Aurora usa, hace que tras acabar el libro sientas incluso repulsión por la carne.

A pesar de ser descritos por la niña como unos padres modelo, están ajenos a todo lo que sucede. Debido tanto a la rutina como por un gran despiste, no llegan a prestar toda la atención que la joven necesita, y no son conscientes del abuso que sufre. Para la niña es una gran liberación los fines de semana, poder llegar a estar más tiempo a resguardo de sus padres. Esta situación da que pensar y llega a dar miedo, unos padres que no son conscientes del gran problema que existe tras el silencio de su hija. Es importante visibilizar este problema que por desgracia, existe por el mundo hoy en día.

Es complicado recomendar así como así este libro. Debes de ir con las ideas claras ante lo que vas a leer, pero a pesar del delicado tema del que trata, y la dura realidad que hay entre sus páginas, hay que quedarse con las maravillosas palabras y la prosa poética que usa la autora.