La vida verdadera. Adeline Dieudonné

Título: La vida verdadera
Autor: Adeline Dieudonné
Editorial: Salamandra
Año de edición: 2020

Descripción: Distinguida en Francia y Bélgica con los galardones más prestigiosos, La vida verdadera ha conquistado a los lectores europeos gracias a su poderosa voz narrativa, la frescura de su estilo y una historia palpitante con las dosis precisas de ternura, desasosiego y humor. Una primera novela que para las generaciones más jóvenes se ha convertido en un manual de supervivencia en un ambiente hostil.

En la década de los noventa, una niña de once años reside con su familia en la Demo, una lóbrega urbanización de «una cincuentena de chalets grises alineados como lápidas». En su casa hay cuatro habitaciones: la suya, la de su hermanito Gilles, la de sus progenitores y «la de los cadáveres», ocupada por los trofeos de caza de un padre cuyos imprevisibles ataques de ira han convertido a la madre, a los ojos de la niña, en una «ameba». El único apoyo afectivo de esta muchacha de imaginación desbordante, dotada de un talento innato para las matemáticas y la física, es el pequeño Gilles, de seis años. Juntos esperan cada día la llegada de la camioneta de los helados mientras juegan entre coches abandonados o visitan a Monica, una excéntrica cuentacuentos del vecino bosque de los Colgaditos. Un día cualquiera, sin embargo, un brutal accidente destruye su mundo y ya nada volverá a ser lo mismo.

Ácida, implacable y divertida, La vida verdadera nos atrapa desde la primera línea por el impacto emocional de la historia y la sorprendente madurez de la protagonista, una niña obligada a crecer en un entorno del que es imposible salir indemne.

Puntuación: 

Reseña: Hacia tiempo que no leía un libro tan salvaje, ha sido una lectura que te puedes leer de una sentada, pero hice varías pausas largas para asimilar lo que leía, ya que había momentos que me costaba seguir por la crudeza que muestra en algunas acciones. Lo que más me ha gustado de este libro es que no te deja nada indiferente.

Se trata de una historia oscura, narrada desde el punto de vista de la inocencia de una niña de diez años, que tras haber presenciado junto a su hermano un accidente bastante macabro, se obsesiona por modificar su percepción del mundo, queriendo así inventar una máquina del tiempo para volver atrás en el tiempo y no vivir la pesadilla que vive en el presente.

A lo largo de la novela conocemos cómo convive con su familia, que consta de un padre cazador y maltratador, con el que somos testigos en primera persona, y a través de duras descripciones, de como ataca a su madre con gran violencia tras episodios bastantes impactantes.

Tras el desagradable accidente del que también es testigo el hermano menor de la protagonista, el pequeño Sam, comienza a mostrar señales de convertirse en otro maltratador similar a su padre, por lo que la chica, se obsesiona por cambiar el rumbo de su vida y así proteger a su hermano.

En resumen, un libro conmovedor que no es para todos los públicos, y que compré sin haber leído ninguna opinión. Un libro al que no sabía ni que nota ponerle; por un lado me daban ganas de dejar el libro por tanta brutalidad, pero por otra, por la forma con la que está escrita y saber como acababa esta historia, una vez adentrada en ella, hace que te enganches.