Por las carreteras. Sylvain Prudhomme

Título: Por las carreteras
Autor: Sylvain Prudhomme
Editorial: Alianza de novelas
Año de edición: 2019

Descripción: PREMIO FEMINA 2019

Galardón otorgado a una obra en francés, escrita en prosa o verso, por un jurado exclusivamente femenino el primer miércoles de noviembre de cada año en el hotel Crillon en París.

«Volví a dar con el autoestopista en una ciudad pequeña del sudeste de Francia, después de llevar años sin pensar en él. Lo hallé enamorado, asentado, era padre. Recordé todas las razones por las que, antaño, había decidido pedirle que saliera de mi vida. Llamé a su puerta. Conocí a Marie».

En Por las carreteras, Sylvain Prudhomme ahonda en la fuerza de la amistad y del deseo, y en el vértigo ante la multitud de existencias posibles.

Comprar libro

Puntuación: 

Reseña: Ha sido una enigmática y original lectura que a ratos me ha fascinado y a ratos me ha dejado con un sabor un tanto agridulce por lo repetitivos que resultan a veces varios de sus capítulos. Lo que más me ha gustado es la forma, las palabras y frases que el autor usa para contar la historia, con multitud de descripciones mientras viajamos acompañados del protagonista por abundantes lugares y pequeños pueblos de Francia.

En este libro conocemos a Sacha, un hombre que se instala en un pequeño pueblo al sur de Francia para centrarse y escribir una novela. La casualidad hace que se encuentre con un viejo amigo que estuvo unido a él en el pasado y con el que había perdido todo contacto. Este le presenta a su esposa Marie y a su hijo Agustín y llegan a convivir como si fuera uno más de la familia.

Lo más característico de este nuevo personaje, el amigo de Sacha, es su dedicación y pasión por viajar haciendo autoestop. El autoestopista se niega a establecerse en un lugar fijo. Le encanta conocer y coleccionar momentos, descubrir nuevos lugares y recolectar amistades efímeras como son los conductores que les acompaña en el coche.
Este hobbie le genera tal obsesión que a veces se ausenta durante varios días, sin un destino fijo, ni fecha de regreso; alejándose poco a poco de su familia, siendo Sacha el que siente que debe de hacerse cargo de ellos.

Me ha sido incomprensible la actitud y el carácter egocéntrico del autoestopista, mirando solamente por si mismo y por sus intereses, dejando a su mujer y a Sacha totalmente a cargo del niño. Me ha gustado que la novela haya generado estas sensaciones, que haya momentos en los libros que no te dejan indiferente.

En resumen, un libro que nos habla sobre el azar, las elecciones de vida, de cómo hacer raíces en un sitio o vivir de forma nómada, y sobre encuentros que cambian vidas.